La NASA reveló indicios perdidos de posible vida en Venus

De acuerdo a una reciente revisión de archivos de la NASA, se encontraron registros que podrían indicar la existencia de vida en Venus. Los archivos datan de 1978, y durante 42 años fueron ignorados por los especialistas de la agencia.

El anuncio del hallazgo fue hecho por científicos de la NASA, que dieron detalles de los archivos. Según lo detallado, los informes registran la existencia de Fosfano en la atmósfera de Venus. Este elemento es un gas que se lo considera como elemento necesario para la vida de microbios extraterrestres.

El estudio se presenta como un hecho sobresaliente en la búsqueda de vida en otros planetas. Por lo general, las investigaciones de este tipo se focalizan en Marte y ocasionalmente en satélites de Saturno. El caso de Venus genera asombro, es un planeta muy duro para generar condiciones de vida por sus condiciones.

¿Qué dice el estudio en detalle?

Los estudios, analizados por el bioquímico Rakesh Mogul, explican como se obtuvieron las muestras de Fosfano.

En concreto, los datos se obtuvieron en el año 1978 por la Sonda Pioneer 13. La sonda utilizó un instrumento conocido como espectrómetro, el cual descendió hasta la atmósfera de Venus y suspendido desde un paracaídas recopiló datos que fueron enviados posteriormente a nuestro planeta.

El trabajo del espectrómetro consiste en identificar sustancias químicas a partir de técnicas previamente estandarizadas. Al recibir estas muestras en 1978, los científicos desestimaron el informe, dado que no había material suficiente como para corroborar la presencia de Fosfano en Venus.

Adicionalmente, el equipo de trabajo de Mogul reveló que también se encontraron rastros de elementos químicos que no son propios de la atmósfera de Venus. Estas revelaciones generan incertidumbre, que podrían desencadenar en nuevas exploraciones al planeta en un futuro.

Según palabras de Mogul, es necesario realizar estudios en profundidad para comprender la composición de las nubes en Venus. Un análisis mas pormenorizado tanto en materia química como geológica arrojaría mucha luz en el asunto.

Idealmente, se requiere información que pueden obtenerse mediante el envío de sondas, ya sean orbitales, suspendidas o de aterrizaje.

Las sondas de aterrizaje mencionadas por Mogul son especialmente importantes. Debemos tener en cuenta que la superficie de Venus es famosa por sus altas temperaturas. Existen experiencias pasadas que registran como todos los robots que llegaron superficie fueron destruidos. Las altas temperaturas del suelo de Venus son un problema para la ingeniería.

En conclusión, se sabe que tanto China como los Estados Unidos se encuentran desarrollando alternativas de equipos que logren soportar las características del suelo de Venus. Esperemos que en un futuro cercano podamos obtener más información de este lejano planeta.

Más Artículos
Medicina Cuántica
¿Qué es la Medicina cuántica?