La Quinta Dimensión Espiritual: ¿Qué significa? Thumbnail
La Quinta Dimensión Espiritual: ¿Qué significa? Thumbnail

La Quinta Dimensión Espiritual: ¿Qué significa?

La Quinta Dimensión Espiritual suele ser un tema muy mencionado, pero del que no abunda información que permita entender su significado de manera sencilla.

Para empezar a hablar de dimensiones, en primer lugar debemos entender el significado de la palabra, que si bien puede parecer un concepto muy metafísico, es algo con lo que convivimos en la cotidianidad. De acuerdo a la RAE, podemos  definirla como:

Dimensión: Tamaño o extensión de una cosa.

Real Academia Española

Esto significa que si tomamos un objeto cualquiera, por ejemplo una manzana, cualquiera de sus características puede considerarse como una dimensión. Su forma, su color, su temperatura, etc.

Si en lugar de la manzana, tomamos a una persona, además de sus rasgos físicos también podemos medir la extensión de sus sentimientos, su ideales, su espíritu,  o sea de todo su ser. De esta forma, podemos entender a las dimensiones como cada uno de los distintos aspectos de la vida.

Habiendo aclarado este concepto, pasemos a definir las siguientes dimensiones espirituales.

La Tercera Dimensión

Se refiere al mundo físico. Esto no implica que el mundo solamente tenga tres dimensiones, ya que como dijimos antes, éstas pueden ser infinitas. Simplemente se utiliza el número 3 porque todo objeto que se encuentra en este plano tiene los siguientes elementos: alto, ancho y profundidad.

Cuando hablamos de una persona de la Tercera Dimensión, nos referimos a un ser que en su estado de conciencia percibe el mundo físico que le rodea. Esto por lo general, incluye a la mayoría de los seres humanos).

La Cuarta Dimensión

En esta dimensión, además de percibir el mundo físico, también somos conscientes de nuestras emociones y pensamientos. En este sentido, también podemos decir que todas las personas habitamos en mayor o menor medida este plano dimensional.

No obstante, consideramos a una persona plenamente consciente en este plano no solo cuando distingue y reconoce sus propias emociones y pensamientos, sino también las de otras personas.

La Quinta Dimensión Espiritual

Alcanzar la Quinta Dimensión significa ampliar aún más nuestra conciencia, percibiendo no solo el mundo físico y nuestras emociones, sino además distinguiendo de forma clara la unidad de todas las cosas.

Por lo tanto, ascender a la quinta dimensión no significa desplazarnos a un lugar, sino más bien expandir nuestra conciencia para percibir el universo como unidad física y espiritual.

Este es el siguiente paso evolutivo al que nos dirigimos, tanto como personas como la humanidad en su conjunto. Desde nuestros inicios, los humanos hemos sido seres muy centrados en el mundo físico, de hecho, aún lo seguimos siendo. No obstante esto ha ido variando con el paso de los siglos. Poco a poco nos abrimos hacia estas sutilezas, comenzando a entenderlas a nivel intelectual y viviéndolas en carne propia.

Más Artículos
El Mayor Secreto de la Historia de Sudamérica