Según la NASA la Luna y el aumento del nivel del mar causarán más inundaciones costeras en 2030

Científicos creen que gran parte de las inundaciones ocurrirán en grupos de un mes de duración, afectando especialmente Estados Unidos.

La ya conocida actividad sincronizada de la Luna y las mareas afectará fuertemente al planeta en 2030, con grandes inundaciones costeras en distintas partes del mundo.

La NASA prevé un incremento de inundaciones por mareas altas (high-tide flood), las cuales se verán potenciados por el cambio climático.

¿Qué sucederá exactamente en el 2030?

De acuerdo a un estudio publicado en Nature Climate Change, investigadores de la NASA y Equipo Científico de Cambio del Nivel del Mar de la Universidad de Hawaii han llegado a la conclusión que, a partir de 2030, habrá, primero, un aumento del nivel del mar.

Asimismo, en la próxima década, los ciclos lunares o lunasticios afectarán el nivel de los océanos como normalmente lo hacen.

Esta atracción gravitacional es normal y suele influenciar las mareas, pero como el cambio climático está en sus peores épocas, traerá mayores consecuencias al planeta.

Si el nivel del mar sigue aumentando en las próximas décadas como se calcula, habrá un aumento de inundaciones en las costas continentales de Estados Unidos, Hawai y Guam, tal cual indica la NASA en un comunicado.

El nuevo estudio muestra que las mareas altas superarán los umbrales de inundación conocidos en Norteamérica con más frecuencia.

Además, las inundaciones a veces ocurrirán en grupos que durarán un mes o más, dependiendo de las posiciones de la Luna, la Tierra y el Sol. 

Cuando la Luna y la Tierra se alinean de manera específica entre sí y con el Sol, la atracción gravitacional resultante y la respuesta correspondiente del océano pueden dejar a los habitantes de las ciudades lidiando con inundaciones todos los días.

Ben Hamlington, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California, es coautor del artículo y también líder del Equipo de Cambio del Nivel del Mar de la NASA. 

Señala que los hallazgos del nuevo estudio son un recurso vital para los planificadores urbanos costeros, que pueden estar enfocados en prepararse para eventos extremos en lugar de más inundaciones de marea alta.

“Desde una perspectiva de planificación, es importante saber cuándo veremos un aumento”, dijo Hamlington. “Entender que todos sus eventos están agrupados en un mes en particular, o que podría tener inundaciones más severas en la segunda mitad de un año que en la primera, es información útil”.

NUEVO INFORME DEL PENTÁGONO SOBRE OVNIS

Más Artículos
Cometa Swan, la roca espacial que visita la tierra